La tecnología, una puerta a los estudios avanzados

La innovación, las ciencias y las tecnologías son las herramientas estratégicas que permiten el avance de las sociedades aperturando un desarrollo sostenido y que puede incluso ser sustentable como lo ha sido en Europa,  Estados Unidos, Japón y ahora en América Latina.

Pero todos estos avances no suceden por casualidad, ya que tienen como base la investigación científica y como consecuencia, la innovación de la tecnología de una forma consecutiva. O lo que podría ser lo mismo, sin personas interesadas en investigar y ahondar en la ciencia, ésta no se encontraría en constante evolución ni en las ciencias como tal, ni en la tecnología.  

Lo que hace años solían ser ventajas comparativas como por ejemplo los recursos naturales en los países,  ya no suelen tener sentido si no hay una ventaja competitiva como la tecnología y la ciencia.

Papel de los centros de estudios superiores

Son las instituciones educativas las llamadas a llevar la batuta en lo que respecta a investigación en cualquiera de los campos. Las universidades tienen un rol protagónico en cuanto a avances tecnológicos y a lo que a ellos concierne, un ejemplo de ello es eae business school. Estas son por ende, el nicho formador de las ciencias, y con ellas todos los alcances que estas nos puedan proveer, promover y divulgar en todos los ámbitos sociales, culturales, científicos, tecnológicos, entre otros.

En base a ello, entonces la premisa es que toda universidad que realice investigación, y con ello estimule el avance de las ciencias, estará en la lista de las mejores universidades del mundo.   

¿Y en cuanto a los postgrados?

En esta área se incluyen los programas de maestrías y doctorados. Dichos cursos son los llamados a adentrarse en lo que a investigación respecta, pero muchas de las universidades tanto privadas como públicas no cumplen con dicho requisito y una de estas razones es porque sus métodos de investigación están basados en un conjunto de prácticas tradicionales que las enmarcan en un límite con los avances que día a día se dan a nivel mundial.  

Es posible notar, cómo las universidades en su mayoría se encargan netamente de profesionalizar a las personas más allá de darle las herramientas que enriquecen la investigación y con ella los avances tecnológicos, dicha situación se torna preocupante pues a alcanzado al área que debe ser netamente investigativa como lo son los posgrados y doctorados. Para la aprobación de todos estos grados, se solicita realizar una investigación o lo que se conoce como Tesis, donde el objetivo primordial es plasmar un aporte científico que enfoque nuevas temáticas, nuevos conocimientos, aperture caminos hacia la tecnología, las ciencias, entre otros.

El concepto de estudios de alto nivel se ha visto distorsionado con el tiempo, esa finalidad que tenían de formar profesionales líderes, gerentes y científicos aptos para desempeñarse con emprendimiento y con las herramientas para perfeccionarse como investigadores, se esfumó en el tiempo y esto es debido a la significativa comercialización de los mismos, en lo que pasan a ser una fuente de recursos y no un espacio para la investigación y avances tecnológicos.