La tecnología, sus beneficios y riesgos al alcance de todos

Hablar de tecnología resulta bastante controversial si nos enfocamos solo en sus riesgos, como hablar de Armarios de cultivo sin ninguna norma de seguridad para su construcción y funcionamiento. Pero es que en la actualidad se cuenta con una gran cantidad de beneficios que las tecnologías nos aportan sobretodo a los más chicos de a casa más allá de de los riesgos conocidos. 

En la actualidad la mayoría de los padres le han facilitado a sus hijos el uso de algún dispositivo electrónico con el fin de que se entretengan. Dichos dispositivos siempre se encuentran a nuestro alcance ya que resultan un recurso sencillo y quizás menos dañino si es usado de vez en cuando. El detalle surge, cuando este uso se hace de manera regular, lo que posiblemente nos lleve a pensar en si podría interferir la tecnología en un adecuado  desarrollo infantil. 

Desarrollar el habla

De acuerdo a un estudio presentado en la Reunión de Sociedades de Pediatría en el año 2017, fueron analizados más de 900 niños con respecto a la influencia que ejerce el tiempo de uso de tecnología. A ello los  padres informaron que el tiempo en el que se iniciaron sus hijos frente a la tecnología fue desde los 18 meses de edad.

Empleando dicha información, los especialistas encontraron que un quinto de estos niños pasaba unos 30 minutos de su tiempo diario en la pantalla, pero que en la de que se incrementó este tiempo, los niños se encontraban un 50% más propensos a presentar un retraso en el habla a medida que se desarrollaban.

La persona encargada de dirigir tal investigación, hace hincapié en interpretar cuidadosamente tales resultados y ello se debe a que es un estudio pionero y hay que realizar más pruebas para que estos datos se verifiquen con exactitud. En este estudio no se encontró una correlación entre el tiempo de pantalla de un niño y otras áreas de desarrollo.

La familia como medio de interacción 

La preocupación se hace presente entre los expertos con respecto a cómo afecta la tecnología a los niños más pequeños y con ello a la interacción con otras personas. Los bebés y los niños menores de 3 años principalmente aprenden por imitación al entorno. Es por ello, que se piensa que la tecnología podría funcionar como interferencia debido al tiempo que un niño pasa observando e imitando, siendo ello una razón probable para los retrasos del habla. Ello sin mencionar la interferencia en la unión entre el niño y cada uno de los miembros de su familia.

Tecnología al servicio de la educación

Llegados los últimos años, se ha demostrado que la tecnología educativa contribuye al mejoramiento del aprendizaje en los niños ya que proporciona gran cantidad de imágenes coloridas que resultan llamativas y por ello les encantan a los niños.

La clave siempre será en que el uso de la tecnología debe ser dirigido hacia sus habilidades y que estos ya hayan desarrollado sus funciones básicas de habla y motoras. A su temprana edad la tecnología podría ayudar a los niños a aprender de una forma más eficiente, especialmente por medio de estímulos visuales.